Cómo ir vestido a una boda en la playa

Lo mejor de una boda en la playa es que puedes arriesgar en todo un poco más, como por ejemplo en el estilismo, ya que es todo más desenfadado que una boda convencional y en el que además podemos ir cómodos realmente.

Empezamos por abajo, nos referimos por supuesto al calzado. Lo bueno de ser en la playa es que hay arena, por lo que no usar tacones incómodos o zapatos será una obligación. Elige sandalias de tiras que sea consonante con los tonos del vestido o del traje, pero aporta algún distintivo eligiendo un color dorado o plateado, también tonos pasteles. Si es más informal todavía, entonces los invitados pueden ir descalzos con algún accesorio en los tobillos o los pies.

En los accesorios es donde podemos divertirnos más, y es que la playa nos permite que al ir descalzos o remangados podamos llevar puestos accesorios con estilo desenfadado y a la vez aportar algo de glamour. No hace falta recalcarlo con joyas ni diamantes, con usar brazaletes dorados o plateados o incluso color bronce podemos complementarnos de forma natural con el entorno. A su vez debemos buscar en lo minimalista un golpe de efecto en nuestro vestuario.

Debe ser ligero y elegante

El traje o vestido en las bodas de playa no debe ser pesado, cuenta con que va a ser verano seguramente o en alguna época en la que va a hacer mucho calor y más si es al aire libre, por lo que el tejido debe ser muy suave y a la vez ligero. En el caso de las chicas el largo del vestido puede ser como una desee, aunque eso depende más de sí es de noche o de día, si es una playa con mucho o menos viento, si es arena blanca o arena negra, etc. En el caso de los chicos, las americanas van a sobrar, así que lo que puedes hacer es ir vestido con una camisa de lino, que es más fresca e incluso con cuello indio para que sea más desenfadado tu look.

Los colores en la boda van a ser cálidos o fríos, buscando lo más parecido al entorno, es decir, colores pasteles como el amarillo o color carne incluso. El dorado para las chicas puede quedar muy bien o incluso azul pastel o aguamarina, pero siempre buscando que no haya un color fuerte que desentone como por ejemplo un verde jade o esmeralda. Olvídate del azul cobalto o eléctrico, no pintan nada ahí.

Juega con los complementos desenfadados

Para el peinado o los complementos en la cabeza, como sombreros y pamelas:  lo mejor es elegir algo desenfadado. Un semirrecogido con ondas y algún ornamento o joya en el pelo añadirá ese toque glamuroso a la vez que sencillo.

Y nada más, recuerda que en la boda en una playa que por la noche suele refrescar, así que llévate algo para taparte, pero que no rompa con todo el estilismo anterior. En el caso de ellos pueden llevar una americana, aunque en la celebración de día no se la vayan a poner por el calor y porque desentonan con el ambiente cálido, pero pueden quedar muy bien tapando a las mujeres, destila caballerosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation